miércoles, agosto 30, 2006

MIRADAS FURTIVAS


Ocurre que cuando dos miradas furtivas no logran encontrarse, el tiempo se rompe a la espera de una conexión, al igual que las nubes, que ahogan sus formas al soñar cómo se funden con el vapor que emana de los trenes. Todo calla excepto las retinas, que evocando la voz del silencio pelean contra el cronómetro, implacable abstracción que se encarga de separar lo que el azhar trata de unir. Son fuerzas opuestas que se arremolinan, se entrecruzan, rompen la linealidad que desdibuja el destino sobre la palma de la mano. Una brisa de aire despoja a la casualidad de su su poderosa fuerza de atracción. Ahora no son más que miradas impares, arrastaradas por la corriente del tiempo.

(Imagen: Anna Karina en "Pierrot le fou" de Jean Luc Godard)

6 comentarios:

lemonade dijo...

vaya primera frase!! Gracias por escribirlo

Uqbar dijo...

impares arrastrados, lo peor, es que ante una mirada furtiva no se puede mirar para otro lado, existe la necesidad terrenal de buscarla hasta atraparla, aun a sabiendas de que no lo lograremos.

Las miradas furtivas, son, destellos de una vida que no viviremos y que el azhar nos muestra muy de vez en cuando para que aprendamos que existen mil caminos...

Tras esta reducción matemática propia de septiembre, llegó a la conclusión de que las miradas furtivas nos demuestran de que no existe el Destino... seguro que algún listo me lo refuta. Jo!

MaFalDa dijo...

Una mirada furtiva... es un momento único que compartes sólo con esa persona. Puede que vuelvas a verla, o no, pero ese momento ya tiene dueño. Si puedes atrapar ese instante, es que puedes manejar el tiempo, y en este puento de la reflexión debo decir que estoy de acuerdo con Torres... no existe el destino, sólo lo que tu quieras hacer de tu vida.
Pero creo lo que una mirada furtiva te muestra es esa posible vida anterior, o paralela, en la que compartes más tiempo con quien te devuelve la mirada. Quién sabe si, de forma diferente, lo estamos viviendo, y esas miradas son pequeñas fracturas que nos enseñan nuestra otra existencia. Es una complicidad incomprendida, pero que espero que algún día entenderemos.

MaFalDa dijo...

Una mirada furtiva... es un momento único que compartes sólo con esa persona. Puede que vuelvas a verla, o no, pero ese momento ya tiene dueño. Si puedes atrapar ese instante, es que puedes manejar el tiempo, y en este puento de la reflexión debo decir que estoy de acuerdo con Torres... no existe el destino, sólo lo que tu quieras hacer de tu vida.
Pero creo lo que una mirada furtiva te muestra es esa posible vida anterior, o paralela, en la que compartes más tiempo con quien te devuelve la mirada. Quién sabe si, de forma diferente, lo estamos viviendo, y esas miradas son pequeñas fracturas que nos enseñan nuestra otra existencia. Es una complicidad incomprendida, pero que espero que algún día entenderemos.

jorge dijo...

El hecho de tener lectores como vosotros me ayuda a entender mejor mis propios textos.
Creo que ahora comprendo mejor lo que quería decir.

Anónimo dijo...

una mirada furtiva no es un simple cruze de miradas...es una conexcion profunda.. sientes que el resto del mundo no existe, solo tu y aquella persona...sientes algo dentro de ti especial y maravilloso... es como si los suenos se volvieran realidad..