jueves, diciembre 15, 2005

DUDA ACERCA DE OPORTUNIDADES PERDIDAS

Escribo un texto acerca de las elecciones en Irak. Sólo tengo 500 palabras. Inevitable tirar de plantilla: "Las elecciones en Irak se han supuesto un mayor éxito que las celebradas hace 3 meses cuando...". Cubres el cupo...500 palabras bien engrasadas y conectadas. El artículo funciona de manera correcta. Pero, ¿por qué será que algo me chirría?

Duodécima línea: "El voto femenino a sido muy superior a...". Olvido que el acto de votar es, en este artículo, el tema principal. ¿por qué no hablar acerca de dicho acto?:"El sujeto introduce el papel con las iniciales del partido escogido en el recipiente de plástico transparente"...demasiado obvio. No soy Cortazar y mi capacidad para inventar un mundo en una hoja de papel está, al menos de momento, más verde que las medias de Irma la dulce.

Intentémoslo de nuevo. ¿Es posible encontrar la magia en un acto intrascendente en apariencia?: "Aquella mujer nunca había votado. No sabía donde encontrar los papeles que según le habían informado, contenían las iniciales de los partidos electivos. No sabía donde depositar su voto. Ni siquiera sabía a quien votar. Creyó ver al fondo del abarrotado salón unas papeletas. Se acercó temerosa...". Claro que si seguimos así, las 500 palabras se convierten en 500.000.

Pregunta: ¿Dónde esta la oportunidad perdida: en la información escamoteada por la descripción de lo minucioso e intrascendente o en la descripción minuciosa e intrascendente escamoteada por la información?

2 comentarios:

gErT dijo...

la eterna duda, el eterno reto...
¿crees que alguna vez dejaremos de preguntarnos?

Ya me gustaría a mí contar con 5oo palabras todos los días para hablar de algo...ése es el lado positivo (si es que hay alguno)

Idiomalicantino dijo...

Ni tan siquiera Sorela sería capaz de disipar tu duda...qué grande es que te hayas planteado eso. Como tú muy bien dices (gracias por comentarme jejejeje) tenemos 5 años para aprender a desaprender lo aprendido...