sábado, julio 15, 2006

DEMASIADO TARDE PARA OLVIDAR


Y en su mirada, el cielo juega a ser mar. Mar que acaricia mis tobillos, se desliza entre mis dedos; tatuado en algún recodo de mi memoria, fustigado por lazos invisibles que hace tiempo dejaron de abrasar.

Y en nuestra noche estrellada, Vincent Van Gogh juega a ser Woody Allen. Mis palabras descompasan la melodía que su voz dibuja sobre el viento. Trato de gritar a través de susurros, intento rebelarme contra mi rebeldía, desmontar mi vida partiendo de sus ojos. Basta con escuchar la voz de su silencio para entender que nunca podré enunciar las palabras adecuadas. Que mis oidos sólo permanecen abiertos a su mirada. Que mis retinas serpentean por parajes prohibidos.

A medida que desandamos lo andado, extraños olores de despedida hacen languidecer aquella noche tan remota, tan imposible. Me sobran centímetros, me falta tiempo, me asfixia el incipiente ocaso de nuestro recorrido...si al menos pudiese abrir la boca. Pero aun es demasiado pronto para imaginar. Demasiado tarde para olvidar.

9 comentarios:

MaFalDa dijo...

A veces un segundo es más intenso que toda una vida. Quien lo ha vivido ya se tiene que dar por satisfecho!!

jorge dijo...

Un tipo alegre que seguramente murio solo: "Un segundo de placer puede significar el dolor de toda una vida"

Anónimo dijo...

el olvido no existe, es el recuerdo; imaginar hace soñar, pero solo son sueños; solo hay que valorar la realidad y nunca olvidar.(todos los ecritos tienen algo de biografico, no? y de psicoanalisis personal; como Woody Allen!; nunca dejes de ver cine y de escribir!)

jorge dijo...

El recuerdo...en eso soy catedrático.
Los recuerdos se olvidan de recordar, vuelan con la brisa veraniega, se ahogan en las orillas de mares disecados de memoria. Todo es autobiografía porque todo es olvido.
Porque sin las letras, mis memorias de ayer jugarían a perderse . Sin las letras, mis sueños olvidarían como se recuerda. Sin las letras, ni tu ni yo seriamos más que huellas que sae llevó el agua.

Anónimo dijo...

las letras hacen recordar y te ayudan a buscar en tu memoria. Si hay recuerdo no existe el olvido. El recuerdo esta en la memoria y sólo basta con cerrar lo ojos y dejate llevar por lo vivido. Con las letras expresas tus sentiminetos pero el recuerdo sólo quedara para ti! y si lo recuerdas aunque creas que lo has olvidado, será que nunca llegó a su fin, sólo tenías que rescatarlo!

lemonnnn dijo...

vaya vaya vaya jorgito sus recuerdos y sus olvidos,jejeje. Ta mu bonito chaval, pero creo que van gogh nunca podría jugar a ser woody allen sino al revés jeje. un abrazoooooooooooooo!

Yo mismo(el del blog) dijo...

¿cÓMO QUE NO? Un tipo que adopta una niña y acaba casado con ella, que se liga a Scarlett Johansonn con 80 años y que encima, a veces hace buen cine...es un figura!!!!!!Lo de la oreja se queda corto comparado con todo ello.
Arriba los neuróticos!!!!

Drew dijo...

como que se liga a la johannson!? tu estás flipando!!!

no me lo creo, bastante que su hija tuvo doble estómago para liarse con su padre, con lo que es su padre, porque un genio es, eso no hay quien lo dude..pero su figura ¿?

Idiomalicantino dijo...

Si la inigualable Mia hubiera sabido dónde acabaría atada la testosterona de su querido marido, puede que esa niña nunca hubiera salido de Asia; pero lo hizo, se la llevó a Oviedo a recoger su príncipe de Asturias y a sacarle brillo a su estatua de bronce cerca de la vetusta catedral.

Precisamente le debe a su figura mediocre y su genialidad única que la Johansonn haya flirteado con él.