miércoles, julio 19, 2006

RECUERDO...


Recuerdo una estación de tren en un día lluvioso. Estoy en Greenwich y llevo un polo azul que me prestó mi tío y que acabo de manchar con oraldine- o líquido enjuagante como algunos dirían-. Tenía 14 años y ni siquiera sabía quien coño era James Joyce.
También recuerdo un autobús rojo que atraviesa Plaza Castilla conmigo dentro. Resaca y decepción- dos palabras que llevo toda la vida tratando de descasar-, acentúan el demoledor efecto del aire acondicionado que tanto caracteriza a la EMT- desde antes incluso de la invención del calor-. Como consecuencia de ello, paso los dos días siguientes en cama. No importa, sólo tengo 15 y aun creo que algún día escribiré la secuela de Parque Jurásico.
Si, recuerdo, recuerdo... quizás sea de las únicas cosas que no necesitan adiestramiento. Pero la memoria pesa. Avanzo y retrocedo para descubrir que me deje las alas en aquel autobús. Corro cuando de repente descubro que hecho en falta a aquel niño que usaba polos manchados de oraldine.
Ansio conocer la verdad aun sabiendo que ello me hace cada vez más ingenuo. Cierro los ojos y espero el advenimiento de un nuevo yo que arrastre aquellas raices que forman mi memoria, que llenan mi olvido. Pero para cuando ésto ocurre, el eco de una voz desconocida, desaborida, susurra a mi oido: ¿ésto significa renunciar a Spielberg?.
Vuelta a empezar. Odio el recuerdo porque nunca puedo pedirle cuentas. Porque cierro los ojos y olvido tu rostro.

5 comentarios:

CoCo dijo...

El recuerdo del pasado suele conllevar esperanzas de futuro, ya sea en la misma dirección o en la contraria. La memoria es simplemente un billete de ida y vuelta, nosotros elegimos el trayecto...

Anónimo dijo...

el recuerdo es tu pasado, el recuerdo es tu vida, el recuerdo eres tu!el futuro solo esta para cambiar el recuerdo que no te gusta y la memoria para que nuncas te olvides de ti mismo.

jorge dijo...

"Usuario Anónimo", se que piensas que tu poesía es sólo una manifestación que emerge de ti y que sólo a ti se dirige. Pero siento comunicarte que tus ideas son patrimonio de la humanidad y quiero cobrarme mi derecho a leerlas. ¿Cómo puedo hacerlo, porfavor?

Anónimo dijo...

yo creo que no say tan anónimo!jeje! mis poesías son para mí, solamente hay una que no me importan que lean! te escribe algo sobre la "gente", la sociedad y la cruda realidad ;y te contesto con mi poesía!

Idiomalicantino dijo...

El recuerdo es sólamente aquello que decidimos no olvidar: todo lo bueno, o todo lo malo que nos hizo aprender a ser mejores.